Galan de noche espejo


Cargar Mas

Puede colocarse en cualquier estancia de la casa, aunque su lugar más ordinary es el dormitorio principal. Hubo un tiempo en que los galanes de noche eran el objeto de deseo de cualquier amante de los muebles. Esbeltos, sencillos y tremendamente útiles, estas sofisticadas perchas aportaban un plus de elegancia a cualquier dormitorio.Juega con las perspectivas y los rincones para darle más luz y espacio a tus estancias. Espejo de madera en palisandro, de 100 x eighty cm. Diseño de rombos en relieve fabricados en madera palisandro. Una pieza muy elegante para darle luminosidad a tus espacios. Espejo marco en pan de plata pequeño, de 90 x 60 cm.Pieza de forma horizontal con motivo de atardecer en medio del bosque con dos ciervos. Hermoso y precioso diseño para trasladar a cualquier espectador. Estilo elegante y sobrio de flores en diferentes tonalidades con cuernos a sus lados, sobre fondo blanco. Ambientará tus entornos de un buen gusto por el diseño y la creatividad. Espejo Merapi marco madera de 80×180 cm con marco ancho de madera de mindi, barnizado en shade natural.

Mejores precios de galan de noche espejo

Un perchero de diseño vanguardista para colgar ropa en el dormitorio. Su moderno diseño conferirá a tu dormitorio un aire fresco y actual. Incorpora dos barras de diferente altura y forma para colgar tu ropa de uso diario con una elegancia sin igual. Galán de noche para el dormitorio fabricado en madera y cromo con tres perchas a triples altura.El material conque se fabrica el galán de coche tradicional es la madera. Proporciona un soporte para complementos, toallas, ropa conque vestirse tras la ducha o el baño y aporta un toque decorativo que pocos muebles auxiliares logran en esta habitación de casa. Despachos y oficinas fueron al inicio de este mueble el lugar donde más uso se le dio, ostentando modelos de galanes de noche de lujo para empresarios de la época. Además es también un complemento decorativo que aporta elegancia y distinción a la estancia donde se encuentra un galán de noche.

Deja un comentario